Préstamos rápidos

Préstamos rápidos

En muchas ocasiones necesitamos de préstamos rápidos para atender una situación inesperada que llega a nuestra vida. Lamentablemente notamos que el tiempo que tarda la banca tradicional es superior al que quisiéramos esperar.

En medio de la desesperación podemos intentar adquirir préstamos rápidos y sin papeleos de compañías, personas o fundaciones que muchas veces su única función es estafar. ¿Cómo puedes identificar a este tipo de ladrones? Sencillo, no te darán ningún papeleo pero siempre te pedirán una cuota de entrada en función de la cantidad que debes pedir.

La estafa es que al final se dicen que se te negó el préstamo (cuando siempre te aseguran que el préstamo está asegurado). Algunos otros son más descarados y desaparecen totalmente del lugar dejando todo de lado.

En general los préstamos personales rápidos tardan al menos 48 horas en ser aprobados con la banca tradicional. Para poder acceder a ellos deberás contar con una cuenta bancaria en la institución que quieres que te otorgue el préstamo. El dinero en la mayoría de los casos se integra directamente a tu saldo de cuenta de cheques o nómina según sea el caso.

En el caso de los préstamos rápidos sin nómina, lo mejor es tener algún tipo de antecedente de negocios con el banco, para poder comprobar que no solamente desparecerás sin pagar. Si tienes comprobantes de tus ingresos (inclusive pueden ser los depósitos que haces a la cuenta) el trámite puede durar alrededor de una semana mínimo.

Préstamos rápidos online

Los préstamos online cada vez constituyen una opción más interesante frente a las opciones generadas por la banca tradicional. Empresas como Kueski, CrediLikeMe, kuboFinanciero ofrecen alternativas interesantes para adquirir dinero.

En general ofrecen mini préstamos rápidos, basados en tu historial de crédito, aunque también toman en cuenta tu actividad (incluyendo cantidad de amigos) que posees en diversas redes sociales. La cantidad que prestan suele ser pequeña y a una tasa de interés muy alta. Esto para compensar las posibles pérdidas que puedan tener en caso de que otros usuarios no paguen.

Estos micro préstamos rápidos van aumentando en cantidad (si es que los requieres nuevamente) a medida que pagues los anteriores. La tasa de interés también baja lentamente conforme la compañía decide que eres un buen cliente que paga a tiempo.

Préstamos rápidos sin aval

¿Se pueden obtener préstamos sin aval? En algunas instituciones si, sin embargo, el proceso es más engorroso además de que se cobra una tasa de interés mayor. ¿Por qué? Porque no tienes a nadie que responda por tu deuda en caso de que algo suceda. Por esto el banco cataloga a los préstamos rápidos sin aval como una operación de riesgo que merece una mayor tasa de interés.

Muchas veces lo que los bancos toman a cuenta es si posees una cuenta bancaria en alguna institución o podrían tomar a cuenta tu casa o departamento para realizar el préstamo. Aunque deberás olvidarte de que sean préstamos personales rápidos sin papeleos, en estos casos más que en los anteriores es necesario que firmes el contrato.

Algunas instituciones crediticias pueden ofrecerte un préstamo personal rápido por medio de su red de cajeros automáticos. Un mensaje aparece en la pantalla del cajero. Simplemente tendrás que aceptar o declinar el préstamo. Sin embargo, en general el banco los ofrece no puedes ir simplemente a solicitarlos.

Fuera de las instituciones tradicionales sugerimos desconfiar de aquellos que ofertan préstamos rápidos sin papeleos y fiables ya que en la mayoría de las ocasiones todo termina en una estafa o bien en una cantidad de dinero excesiva para ser pagada y en caso de atrasarte podrías comprometer el patrimonio de tu familia.