Préstamo rápido

Préstamo rápido

Los préstamos rápidos constituyen una de las búsquedas más importantes para financiamiento en la mayoría de los países de América Latina. En general se debe a que se usan para sortear dificultades que no se tenían pensadas gracias a nuestra falta de cultura de ahorro y financiera.

Si bien lo primero que viene a nuestra mente podría ser la banca tradicional debes conocer que existen otras opciones para poder adquirir dinero en un momento de apuro. La primera son los préstamos personales rápidos. Estos suelen otorgarse cuando tienes tu nómina dentro de la misma institución bancaria.

Se pueden ofrecer montos variables, pero pueden ser desde un mes de tu salario hasta varios miles de dólares. Suelen ser relativamente sencillos de tramitar: debes llevar recibos que comprueben tus ingresos mensuales al banco, identificaciones oficiales y tener cierta edad, que suele ser entre los 20-70 años de edad.

Sabrás el resultado en menos de una semana, el dinero se deposita directamente a tu cuenta personal. Cada mes o quincena deberás pagar una cantidad fijada previamente para poder curbrir los gastos de tu préstamo rápido y la cantidad de pagos pueden variar desde 12 hasta más de 5 años para pagar el total.

Otros tipos de préstamo rápido

El préstamo prendario también puede ser una buena opción. En estos préstamos rápidos sin nómina, el aval del dinero que se te otorgará será precisamente el objeto a empeñar. Se te presta por lo regular una cantidad cercana al 50 % del valor del objeto, que se calcula en base a tablas que las compañías tienen para este fin.

En general este tipo de préstamos no es rechazado a nadie,  salvo excepciones. Recuerda que tendrás que tener documentos que prueben que efectivamente eres el dueño del artículo en cuestión.

Las tasas de interés suelen encontrarse a medio camino entre los préstamos rápidos bancarios y los préstamos online. Las tasas son competitivas y puedes negociar el plazo que suele ser de entre 1 mes hasta los tres meses, aunque todo dependerá del monto que se te otorgó.

En el caso de que no pagues a tiempo lo que sucederá es que la compañía se quedará con la prenda que dejaste. No tendrás manera de recuperarla, más que comprándola nuevamente. Por lo general tienen lugares en donde comercializan estos productos. Es por esto que podría considerarse que no tienen pérdidas.

Préstamo rápido online

Los préstamos rápidos online son una vertiente cada vez más común de adquirir financiamiento para muchas personas. Existen compañías que se basan únicamente en la web para ofertar sus servicios de préstamos a personas que no se encuentran tan familiarizadas con préstamos en la banca tradicional.

¿Cómo son estos créditos? En general se tratan de préstamos por cantidades pequeñas de dinero. Por decir un ejemplo no serán más de 500 dólares en general convertido a las diversas divisas de Hispanoamérica. Otra de las características de los créditos personales online es que tienen un periodo corto de pago, van desde algunos cuantos días a un mes o cuando mucho a dos meses.

Además suelen tener tasas de interés bastante altas. Por lo regular hacen una suerte de estudio económico a sus clientes para categorizar el riesgo que representan. Ten en cuenta que aunque te encuentres en la mejor posición siempre serán tasas más altas que las de los créditos personales o de los créditos hipotecarios.

Lo bueno es que muchas veces no revisan el historial crediticio de la persona por lo que puedes acceder a ellos de manera más o menos sencilla la primera vez. Después en base a tu comportamiento como deudor decidirán si es conveniente darte un nuevo préstamo o no.