Préstamo personal

Préstamo personal

Existen momentos en la vida en que es necesario que obtengamos más dinero que el que estamos acostumbrados a manejar para varias situaciones: por ejemplo en los casos de enfermedad, para renovar nuestra casa, para comprar algún electrodoméstico, incluso para irnos de vacaciones.

¿Qué son los préstamos personales? Estos créditos se dan a personas únicamente, generalmente no se solicita un rubro en el cual se gastará el dinero, solamente se otorga por parte del banco. Esta es la diferencia con los créditos hipotecarios o bien los préstamos para coche. Todos los bancos cuentan con una versión de este tipo de préstamos. Inclusive algunos tienen nombres específicos para ellos: como “Renueva tu casa”, “Crédito y vacaciones” entre otros.

¿Cuál ventaja tienen frente a otras formas de financiamiento? Si lo comparamos directamente con los préstamos prendarios, el retiro de efectivo de las tarjetas de crédito y su respectivo interés podremos notar que las tasas son mucho más bajas. Si bien tendrás que esperar más tiempo por el dinero que en un préstamo prendario vale la pena esperar a comparación de tener que pagar altos intereses. Además los montos que pueden ofrecerte suelen ser mayores a comparación de estos créditos ya mencionados.

 Conseguir préstamos personales

Para poder adquirirlo te sugerimos que compares las ofertas de los bancos en línea, sobre todo la tasa de interés que manejan, así como la cantidad de plazos que ofrecen para poder pagar la totalidad del mismo. Esto es importante al contratar préstamos personales por una sencilla razón: tu capacidad de pago. Si bien el banco podría prestarte más dinero si tienes que destinar una cantidad mayor al 30% de tus ingresos para pagar deudas entonces te encuentras delante de un trato que puede no ser beneficioso para tus finanzas.

Simplemente deberás acudir al banco en donde deseas solicitar este préstamo. Se te pedirá que llenes un formulario para solicitar el crédito personal. Se te preguntarán tus datos personales y es muy probable que tengas que comprobar tus ingresos para poder iniciar el trámite.

Si eres candidato se te dará la información en una semana hábil. El depósito del dinero que se te ha prestado se colocará en una cuenta de la misma institución, si no tienes cuenta con ellos tendrás que abrir una. Por lo anterior considera los gastos extras que te puede generar tener una nueva cuenta bancaria. Si ya eres cliente de la institución se te otorgará el dinero fácil y rápido en la cuenta que ya manejas con ellos.

¿Préstamo personal fácil y rápido?

Te sugerimos desconfiar que las compañías que ofrecen préstamos personales rápidos y sin aval. A menos que se trate de un banco (lo que es poco probable) deberás manejarte con cuidado. Algunas compañías fantasmas se establecen simplemente para captar dinero de personas desesperadas por obtener financiamiento.

Su modo de operar es manejar préstamos sin aval, los cuales mencionarán son muy sencillos de obtener sin embargo, antes de poder acceder a ellos te cobrarán una cuota para realizar el estudio de tu caso. Si bien esto es una práctica común en los bancos, en estos casos se comienza hablar de ello inclusive antes que del préstamo en sí. Se te piden tus papeles y aquí comienzan los problemas.

Te comienzan a dar largas acerca de la situación del trámite en el que se encuentra tu préstamo personal, al grado de que pasan semanas sin que sepas nada del trámite. Un buen día acudirás la sucursal y notarás que ya no existe. Si quieres reclamar legalmente podrás hacerlo, sin embargo, te costará más dinero y esfuerzo que el dinero que acabas de perder.