Invertir en ETF

Invertir en ETF

febrero 17, 2019 0 Por Luisa

El uso del ETF se ha popularizado cada vez más con el paso del tiempo. Esto se debe, a su efectividad y a sus resultados positivos para ahorrar o invertir. Por eso, a lo largo de este post te hablaremos acerca del proceso de invertir en ETF, para que puedas formar parte de este mundo de manera satisfactoria.

Invertir en ETF

No olvides que este tipo de mecanismos se caracterizan por ser volátiles, por lo que es muy importante estar bien informado sobre el tema.

¿Por qué invertir en ETF?

Para poder invertir en ETF, no es requisito tener una maestría en finanzas. Tampoco es indispensable llevar a cabo un estudio minucioso sobre las caídas y subidas del valor de los fondos cotizados. Tampoco requieres una bola de cristal que te ayude a predecir el futuro. Al invertir en ETF, la predicción sale sobrando.

Si quieres ganar a largo plazo sí o sí, los fondos cotizados son la opción ideal. ¿Las razones? Son múltiples. Diversificas tu portafolio a un costo realmente bajo, mientras incurres en riesgos menores. Se trata de la mejor manera de rentabilizar tu dinero, siempre y cuando utilices los ETF correctamente.

Sí, los ETF son una vía de inversión a través de la gestión pasiva bastante rentable, a tal punto de que cuando se habla de este tipo de gestión, los fondos cotizados acaparan la atención, por encima de los fondos indexados.

¿Qué es un ETF?

Los Exchange Traded Funds (ETF) combinan los fondos de inversión, con las acciones. Constituyen un conducto de inversión que representa una canasta de acciones, que pueden comprarse y venderse justamente como una acción. A pesar de que, en un principio, eran instrumentos recurrentes por los inversores institucionales para dotar de variedad sus carteras, han despertado interés en los particulares.

Su éxito ha consolidado los fondos cotizados en Estados Unidos. A pesar de eso, en España y otros países europeos han ganado terreno recientemente. Pero, ¿Cuál es su objetivo?. Los ETF (ver qué es un ETF) tienen el propósito de replicar el comportamiento de un índice, ya sea de forma física o sintética.

Lo que debes saber cuando inviertes en un ETF

Para poder invertir en un ETF es necesario un bróker

Un bróker es el intermediario en la compraventa de los fondos cotizados. Por lo tanto, para adquirir un ETF, se debe llevar a cabo la contratación de uno. Cada bróker, tiene una reputación basada en su nivel de eficiencia, así que requieres tener conocimiento sobre los mejores brókers para la inversión a largo plazo.

La compraventa de ETF

Esta, se realiza cuando el mercado en los que se cotizan estén abiertos. En ese aspecto, no importa el momento en el que realices la adquisición, mientras se dé en un horario válido.

El dinero no se invierte completamente

El bróker a través del cual realizas la compraventa cobra una comisión, en función de la cantidad invertida, por lo que el monto de la misma se ve disminuido. Lo anterior, conlleva que al arranque de nuestra inversión, esta posea signo negativo.

No es posible adquirir fracciones de participaciones

Las participaciones que se compran son enteras. Las ETF en los mercados de valores no pueden obtenerse por partes bajo ningún argumento.

Los ETF se identifican mediante su símbolo de cotización

Si bien los fondos de inversión cuentan con código ISIN que los distingue entre unos y otros, los ETF se identifican principalmente por su ticker o símbolo de cotización.

Para saber más sobre el tema, te recomendamos ver el video a continuación.

Recomendaciones para elegir un bróker

La contratación de un bróker demanda considerar los siguientes puntos:

Monto de las comisiones

Hay una regla básica que hay que seguir al momento de elegir un bróker: entre más bajas sean las comisiones, mejor. De lo contrario, el costo al invertir en ETF subirá. En ese sentido, deberán tomarse en cuenta cuatro tipo de comisiones: de custodia o depósito, de compraventa, por cobro de intereses (dividendos) y por traspaso de valores.

Cesión o préstamo de acciones

Un bróker puede ofrecerte mejores beneficios si tienes la disposición de traspasar tus acciones o fondos cotizados (ETF) a otros inversiones. Estos inversores, denominados «en corto», ofrecen nuestros valores con el propósito de recomprarlos casi de manera inmediata (corto plazo), pero con una ventaja: a un precio más bajo en relación a la compra hecha por primera vez.

Adhesión a algún fondo de garantía

Una identidad de inversión, tiene la obligación de adherirse a algún fondo de garantía. Un bróker confiable tendría que estar respaldado por dicho fondo, dependiendo de la nacionalidad del mismo. Por ejemplo, en España, los brókers tendrían que estar suscritos a FOGAIN (Fondo de Garantía de Inversiones), mientras que en el extranjero al FGD (Fondo de Garantía de Depósitos).

Invertir en ETF implica invertir en 2 mercados

Para invertir en ETF el primer paso que hay que realizar, es ejecutar una orden de compra por medio de nuestro bróker. Para ello, es necesario especificar cuántas participaciones compraremos y a qué precio.

El bróker realiza su papel de intermediario acudiendo al mercado y llevando a cabo la compra de las participaciones deseadas de otros inversores en ETF. Estas ETF, no son nuevas participaciones emitidas, ya que se compran a otros partícipes en estos fondos cotizados. La compraventa previamente descrita, sucede en el mercado secundario.

El mercado primario es aquel en el que las ETF son creadas o emitidas por primera ocasión y no vuelven a venderse, es decir, se destruyen. Quien crea los fondos cotizados y también se encarga de destruirlos, es la gestora de los mismos, acompañada de participantes autorizados (AP). El proceso anterior tiene cabida en el mercado primario.

Precios a considerar al invertir en ETF

Existen cuatro precios que deben tomarse al momento de decidir invertir en ETF: valor liquidativo, precio de mercado, valor indicativo, y precio de cierre.

El valor liquidativo de un ETF corresponde al valor de este fondo de inversión al cierre del mercado y es únicamente informativo. Por otro lado, precio de mercado de un ETF, se establece a partir de la «horquilla de compraventa», que es la diferencia entre el precio de orden de compra más alta, y el precio de la orden de venta más baja.

Aparte de eso, el valor indicativo, se denomina también valor intradía y es calculado cada 15 segundos mientras el mercado esté operando. A través de este valor, se conoce si un ETF está cotizándose con descuento o con prima. Por último, el precio de cierre es el precio de la última orden realizada en una sesión de mercado.

Toma en cuenta toda esta información al momento de invertir en un ETF o fondo cotizado y sácale las mayores ventajas.