Hipotecario

Hipotecario

Los préstamos hipotecarios son la deuda más grande que algunas personas adquirirán a lo largo de toda su vida. Puede ser para formar un patrimonio propio o como una forma de inversión en el mercado inmobiliario.

Al ser un préstamo tan importante deberás ser cuidadoso de seleccionar las mejores tasas que puedas conseguir. Será más sencillo acceder a los préstamos hipotecarios si cuentas con las siguientes características:

Tienes un sueldo definido o bien puedes comprobar ingresos. La razón es que el banco de esta manera tiene certeza de que posees liquidez para poder pagar el crédito hipotecario, que alguien que no puede comprobar ingresos.

Tener créditos previos. Ya sea una tarjeta de crédito, préstamos personales o inclusive el pago de algunos servicios. Esto demuestra al banco la forma en la cual manejas tus créditos. Entre mejor sea tu historial el banco te verá como un mejor cliente.

La edad. Entre más años pasen al adquirir el banco considera que eres un cliente más riesgoso, ya que la muerte podría estar más cerca. Suena detestable, pero negocios son negocios al final de cuentas.

El monto de enganche. Entre mayor cantidad de enganche tengas, el banco tendrá que financiar una cantidad menor de dinero. Esto te llevará a terminar tu deuda antes, además las tasas que pagarás pueden ser mejores.

¿Cómo funcionan los préstamos hipotecarios?

Al adquirir un nuevo inmueble y una vez que has sido aprobado para obtener el crédito hipotecario comienza el siguiente proceso. El dueño actual del inmueble recibe el pago por parte del banco y la propiedad pasa a ser legalmente del banco.

Ahora bien el banco te solicitará una cantidad de dinero de entrada, como una manera de asegurar que al menos tendrán ese pago seguro. Una vez que comienza el préstamo hipotecario debes firmar un contrato en donde se especifica que deberás cierta cantidad de dinero, la cantidad de plazos que tendrá y todas las especificaciones del contrato.

Una vez que llegue la fecha del último pago, debes correr nuevos gastos para cambiar las escrituras de la casa a tu nombre. El banco te entregará una constancia que dirá que has cumplido con todos los pagos necesarios para poder obtener el inmueble. Hasta este punto es que el inmueble es realmente tuyo.

¿Qué sucede si te atrasas? Para comenzar el banco con que tengas la hipoteca comenzara a buscarte para saber qué es lo que ha sucedido. Dependiendo del país y del banco comienzan los problemas, ya que si no pagas en cierto plazo, pueden comenzar un proceso de desalojo.

Conseguir préstamo hipotecario

Para conseguir préstamos hipotecarios debes cumplir con los requisitos que enlistamos más arriba. También debes saber si la persona o compañía a la cual comprarás el inmueble aceptan este tipo de pagos.

Deberás realizar una petición formal al banco para comprar el inmueble. Se te solicitarán una serie de daos para poder abrir el crédito hipotecario, tales como tus datos personales, recibos de nómina o algún medio en donde se puedan comprobar tus ingresos. También deberás especificar el monto y el plazo al cuál te gustaría mandar el crédito.

Tardarán algún tiempo en contestar tu solicitud, por lo que te sugerimos que llames cada cierto tiempo a tu asesor por preguntar por el estatus de tu crédito. Una vez que sea aceptado tendrás una cuenta de pago con el banco.

Naturalmente tú no verás en ningún momento el dinero del préstamo bancario, ya que este se entrega directamente a la persona que has comprado el inmueble. Cada mes deberás abonar la cantidad necesaria a un número de referencia que el banco te proporcionará, pudiendo realizarlo en el banco o bien en línea.