Dinero urgente

Dinero urgente

febrero 21, 2019 0 Por Laura

Seguro que todos hemos pasado en alguna ocasion un pequeño apuro económico. Esa necesidad de dinero hace que se descuadre la organización de nuestros gastos familiares. Además, en muchos momentos, puede que nos sea imposible afrontar el gasto de manera directa, porque nuestro ahorros no dan lo suficiente de sí.

En ese caso, puede hacerse necesario pedir dinero urgente a familiares o amigos, lo cual nos hace pasar momentos de vergüenza. Pero a lo largo de estas líneas, vamos a proponer otras opciones que podemos atacar para que nadie tenga que saber nuestros problemas financieros.

dinero urgente

Dinero urgente hoy

Para aquellas personas que necesitan dinero urgente hoy la solución pasa por pedir un minipréstamo particular. El proceso es tremendamente sencillo y solo necesitas acceso a Internet desde un móvil, tablet u ordenador de sobremesa. Accedes a la web del prestamista con el que quieres contactar.

A continuación introduces tu DNI, número de cuenta y el importe que necesitas que te presten. Luego, seleccionas la forma en que los vas a devolver y envías tu solicitud vía web. En menos de 15 minutos obtendrás la respuesta y si tu cuenta está entre la red que manejan los prestamistas el dinero lo tendrás al instante. Olvídate de vergüenzas o largas esperas en tu entidad bancaria. Solo necesitas unos minutos para solucionar tu problema de liquidez.

Dinero urgente sin garantías

A lo mejor lo que te interesa es poder disfrutar  tu préstamo rápidamente y con unas condiciones adaptadas a tí. Pues bien, los prestamistas tienen dinero urgente para tí sin garantías. Solo de esta manera muchas familias pueden salir de un bache rápidamente sin necesidad de pedir apoyo a terceros.

Las financieras que dan créditos rápidos no piden explicaciones, tan solo conceden el importe pedido y aplican sus tasas en función de los días que se utilicen para devolver el préstamo. Pero en ningún momento te van a pedir una garantía de devolución o una explicación de porqué necesitas esa cantidad monetaria en ese momento.  Algunas de las cosas en las que puedes invertir tu dinero son las siguientes:

Un crédito rápido no solo se concede a personas cuyo poder adquisitivo es bajo, sino que se estudia caso por caso. De hecho, por regla general, este tipo de préstamos se conceden de forma inmediata. Cada vez más personas piden este tipo de créditos debido a la velocidad de concesión y de recepción del dinero en el banco.

Dinero urgente sin papeleos

Como hemos visto anteriormente, el mayor atractivo que tienen estos créditos es que permiten a las personas acceder a dinero urgente sin demasiado papeleo. Lo único que necesitas es tener un Documento de Identidad Nacional en vigor y un número de cuenta a tu nombre. Por lo que no tendrás que buscar más papeleo que te haga perder tiempo y podrás escoger el método de devolución que más se ajuste a tus posibilidades.

Dinero urgente sin nómina

Para poder acceder a dinero urgente no es necesario tener una nómina regular. De hecho, el único requisito que los prestamistas imponen a sus clientes, es que tengan algún justificante de recepción de dinero de manera regular. Pero no es necesario que provenga de un contrato de trabajo a modo de nómina, pues hay otras maneras de conseguir liquidez con una periodicidad que les sirva a los prestamistas.

Dinero urgente sin papeles

El dinero va a estar a tu disposición en un periodo de tiempo muy corto, porque no es necesario acudir a ningún sitio para poder obtener justificantes. De hecho, estos prestamistas se encargan de ofrecer dinero para gastos urgentes sin que existan papeles de por medio. Solo tienes que tener un DNI que acredite que eres mayor de edad y que resides en España y un número de cuenta activo donde te puedan ingresar el monto de dinero.

¿Quién me puede prestar dinero urgente?

Cuando nos encontramos con un problema monetario solemos buscar la solución que lo solvente de la manera más rápida posible sin preguntarnos acerca de cómo y quien pueden ayudarnos. En el caso de que necesitemos que alguien nos preste dinero de manera urgente, tenemos varias modalidades.

Por un lado está pedírselo a familiares y amigos (sin ningún tipo de control o contrato); por otro lado está la petición a una entidad bancaria (lo cual se alarga en el tiempo por la gran cantidad de papeleo que se solicita y las revisiones que deben hacer de los mismos). Finalmente, está la opción de pedírselo a un tercero a través de internet; de manera que se seleccione la manera de devolverlo y así se pueda gestionar de la manera más correcta posible.

Particular presta dinero urgente

Cada vez son más los particulares que deciden prestar su dinero de manera urgente a otras personas. Es una inversión muy interesante para ellos; puesto que pueden rentabilizar esos ahorros que tengan permitiendo que otras personas resuelvan sus dificultades y recibiendo una comisión por ello.

Como sabemos, los intereses que generan este tipo de créditos suelen aumentar conforme lo hacen los días que tarda en devolverlo el usuario. Por ello, es muy importante que cuando solicitemos una cantidad consultemos la manera de devolverlo y lo que nos puede costar a nivel monetario.

Al respecto puedes leer prestamistas particulares.

Dinero urgente BBVA

En BBVA, también sabemos de la necesidad de conceder pequeños créditos de dinero urgente (o hasta microcréditos) en ciertas situaciones. Los pasos son muy sencillos.

  1. En primer lugar, se rellena una solicitud online, donde figuran algunos datos personales que pueden ayudar al prestamista.
  2. A continuación, esperamos unos segundos mientras que se estudian las ofertas de préstamo no vinculante.
  3. Tras leer las condiciones del préstamos seleccionado, pulsamos sobre ‘Continuar’ para que comience la transferencia del dinero.
  4. Finalmente, tras cinco minutos el dinero solicitado se recibe en la entidad bancaria solicitada.
    A partir de ese momento, se puede hacer uso de dicho  dinero para el imprevisto que se ha conocido con anterioridad.

Lo bueno es que se va pagando conforme cada cliente haya seleccionado para evitar nuevos imprevistos.