Préstamos

¿Son necesarios los préstamos? La respuesta únicamente sería no si fueras multimillonario, aunque inclusive ellos los solicitan en algunas ocasiones para casos concretos. Todos en algún momento necesitaremos dinero prestado para eventualidades de la vida cotidiana o bien para adquirir productos que no podemos adquirir de contado.

El principal problema con los préstamos personales es el desconocimiento del uso de los mismos, los beneficios que pueden ofrecer y también lo negativo que tienen dentro de su estructura. Son mejores que los préstamos entre particulares. En estos si bien puede existir un contrato escrito, las condiciones pueden ser más rigurosas y llevarte a perder tu patrimonio sino lees cuidadosamente las  condiciones.

Préstamos personales

¿Qué son los préstamos personales? Básicamente consisten en una cantidad de dinero que el banco te otorga para que uses a discreción, es decir, en lo que tú decidas que se debe gastar. Al contrario de otros créditos como los préstamos hipotecarios en los cuales el dinero se presta para adquirir un inmueble o con el inmueble como respaldo de la deuda.

¿Cómo se otorgan? En función de tu historial de crédito con el banco y otras instituciones. Si eres buen pagador se te otorgan sumas de dinero más grandes, en cambio si tu historial es regular se te otorgará menos dinero a una tasa de interés mayor. Al respecto una tasa de interés es la cantidad de dinero que el banco te cobra por el préstamo. El dinero una vez autorizado se deposita directamente en tu cuenta o en una nueva cuenta creada por el banco para este fin.

Existen préstamos personales rápidos, denominados express que se pueden contratar a través de las tarjetas de créditos en los bancos, o bien en los cajeros. El dinero se deposita casi de manera inmediata a tu cuenta bancaria, aunque las tasas de interés suelen ser muy altas.

Existen algunas compañías que ofertan préstamos personales online, diferentes al sistema bancario tradicional. La idea es que una serie de inversionistas presten el dinero a diversos usuarios a cambio del beneficio de obtener rendimientos a largo plazo. Ofrecen en general mejores tasas que los bancos tradicionales y su sistema para otorgar préstamos se basa en tu actividad en redes sociales, así como tu ocupación actual.

Simulador de préstamos

¿Cuánto voy a pagar por ese dinero? Es una pregunta sumamente importante, ya que no es lo mismo pagar una tasa de 12% anual a una de 110%. Puede sonar exagerado pero existen instituciones que prestan a este nivel de intereses, un robo a nuestro parecer.  Para saber cuánto pagarás existen el simulador de préstamos.

Solicita antes de contratar cualquier préstamos personales rápidos exige que se te presente un simulador de préstamos online o bien desde la sucursal bancaria en la cual realizarás el préstamo. Es importante que incluya los siguientes datos: monto inicial, tasa de interés, pago mensual, pago total al final del préstamo y los costos de contratación. Recomendamos totalmente evitar cualquier préstamo con tasas superiores al 50%.

Aunque sea un mini préstamo debes comparar los servicios que se ofrecen al menos en tres instituciones bancarias, de esta manera podrás ver la opción que más te convenga. Inclusive si siempre has utilizado los servicios de cierto banco, puedes comparar y en caso de que algún otro resulte mejor entonces es válido cambiar de banco.

Toma en cuenta que algunos préstamos urgentes pueden tener una tasa de interés más alta. Imagina esto entre más desesperado te vea el banco ocurren dos cosas: la primera el banco sabe que estás desesperado así que puede colocarte una tasa mayor, sabiendo que no podrás hacer nada al respecto. En segundo lugar significa que tal vez no estés pensando claramente y no estás preparado para pagarlos, por lo que el riesgo es mayor, lo que equivale a más intereses.